Los Beneficios del Té de Jengibre

Hola [email protected] como ya sabéis el otoño- invierno está a la vuelta de la esquina y los cambios bruscos de temperatura se nos vienen casi encima en poco tiempo (y de la mano de ellos vienen los catarros, resfriados, gripes, enfriamientos, etc…) lo que conlleva a que seamos más propensos a padecer más malestar general y tener que ir al “médico” para que nos pongan algún remedio con las “pastillitas milagrosas”….pues bien, como los que me seguís sabéis que a mí me encanta lo natural, no os extrañará que tenga algún remedio para este tipo de dolencias y por gracia divina (y mía) es así, porque odio los jarabes y las pastillas la verdad.

La receta consiste en hacer un té caliente de jengibre, el té se hace con raíz de jengibre principalmente aunque también podemos usar el jengibre en polvo en caso de que no tuviésemos raíz, pero si es con raíz muchísimo mejor y más efectivo será, con este té prevenimos la posibilidad de contraer catarros, gripes o cualquier tipo de enfriamiento y en caso de estar ya un poco tocados de la garganta solo bastaría con beber de 2 a 3 veces al día un vaso de este brebaje de jengibre durante 4 días para que la dolencia desapareciese. Como bien sabemos nada hay que haga milagros y tengo que decir que esto tampoco los hace, no tengo ni que decir que en caso de tener una amigdalitis grave o una gripe es aconsejable acudir al médico y proceder a toma de los antibióticos y medicamentos pertinentes porque como ya digo aquí milagros no hay, pero lo que si es verdad que en fases tempranas favorece notablemente a la cura de infecciones de garganta sin necesidad de tomar medicación, así que solo me queda decir que cojáis papel y lápiz y anotéis esta receta como las más importantes y yo diría casi imprescindible en todas las cocinas en el mundo.

INGREDIENTES:
– RAIZ DE JENGIBRE (3 RODAJAS DE UN DEDO PEQUEÑO)
– 1 CUCHARADA DE MIEL
– 2 RODAJAS DE LIMON
– 1 LITRO DE AGUA

ELABORACIÓN DEL TÉ DE JENGIBRE:

Ponemos todo a calentar en un cacito, ponemos al fuego y cuando comience a hervir dejamos a fuego medio-bajo (5 en la vitro) durante unos 15 minutos, después retiramos del fuego colamos y está listo para beber.

En caso de que no te guste mucho el sabor del jengibre puedes añadirle más miel o una bolsita de poleo menta que le da un sabor agradable y fino que hace que este té sea idóneo para tomar pese a su picazón por el jengibre.

En caso de que estés muy resfriado y tengas las amígdalas inflamadas, cuando empieces a beber el brebaje notarás que te pica mucho, no te preocupes ¿vale? Es totalmente normal que pase esto y además es buena señal (significa que estamos eliminando “bichitos” que provocan la infección)

Con esto os dejo y espero que os guste,  si es así compártelo y para cualquier duda ya sabéis que podéis poneros en contacto conmigo pinchando aquí o bien comentando en el post.

4 Comments

  1. Gloria Reply
  2. MARI solar Reply

Que tu paso no sea en vano, añade lo que piensas:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento con la Ley 34/2002, Lindanita utiliza cookies para una mejor experiencia del usuario. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies