Astrología

Neptuno, la duda y la fe – Arquetipo planetario

planeta neptuno astrologia
Escrito por Ana Bravo Muñoz

Neptuno es el regente Piscis, como ya sabemos. Y para entender a Neptuno os pondré el ejemplo de Plutón como comparativa.

Si Plutón trastorna y transforma, Neptuno causa problemas en nuestra mente para redirigir el alma humana hacia una comprensión más amplia de sus sombras.

El Dios de los mares, océanos, lagos y ríos a menudo esa energía insidiosa que nos empuja al pecado y el que nos permitirá, después de un lento trabajo de purificación para acceder a una mayor conciencia.

Bajo su tutela, el ser humano debe aprender a confiar en su intuición y aceptar la pérdida de algunas ilusiones para conectar con el plan divino.

Neptuno en la carta natal

Este planeta es el resultado final de nuestra carta “simbólicamente”, la luz al final del túnel.

Si Plutón nos está trabajando para el cuerpo, Neptuno se refiere sobre todo a nuestro espíritu que vaga, a veces nublado y disperso en última instancia, nos enseña a ordenar el espíritu para extraer de nosotros mismos toda influencia que no nos vale y avanzar en la conciencia hacia la iluminación y la luz.

Cuando Neptuno toca un planeta o un ángulo de nuestra carta, hará que las dudas toquen nuestra puerta y empezaremos a dudar de todo lo que confiere a la casa o el planeta involucrados.

Las nubes de Neptuno son la mayoría de las veces el gran y difuso problema y nos obliga a sumergirnos en el corazón de nuestra oscuridad personal para identificar nuestros límites, sobre todo a nivel de ausencias en nuestra vida.

A menudo, cuando estamos bajo la tutela del dios de la nebulosa, cuya reputación es de que más que hacer, nos incita a ser reacios, se equívocos, vagos y, a veces tiende a atraer a movimientos sísmicos en lo que confiere a los recursos de la casa en sí para hacer frente a los oscuros designios del destino.

La solución  y prueba a superar aquí es que logremos emerger del caos de Neptuno sacar fuerzas y no caer en sustancias peligrosas como el alcohol y otras drogas.

Finalmente la de disolver nuestra resistencia y fluir con la nebulosa neptuniana, pero no todo es malo, y Neptuno también nos inspira, nos eleva y siempre y cuando aceptamos un momento u otro para crecer, a continuación, nos permite conectar nuestra inspiración, la intuición y todos nuestros poderes …

Lo invisible es su dominio y la adivinación, la clarividencia, pero también la locura que emana de su aura intangible y esto hace a los más grandes y locos poetas de nuestra historia.

Él viaja por el zodiaco en un plazo de 165 años.

Para aprovechar sus apariciones tan místicas y difusas, debemos hacer en cada una de sus apariciones en la partición Celestial de nuestra carta natal un trabajo en el que levantemos el velo de nuestros más escondidos, temores, miedos y fantasías y así poder disolverlos y liberarnos de ellos con la energía de disolución que viene a darnos Neptuno, ya que al fin y al cabo ese es nuestro trabajo aquí.

About the author

Ana Bravo Muñoz

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En cumplimiento con la Ley 34/2002, Lindanita utiliza cookies para una mejor experiencia del usuario. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies