Nunca Intentes Vender Nada En Luna Menguante

La verdad es que  no sé cómo empezar a escribir este artículo, aunque “Lo que no me pasa a mí, no le pasa a nadie” sería un título que le vendría genial.

El caso es que hoy os traigo una vivencia personal. Precisamente ha sido en el día de hoy cuando han ocurrido los hechos.

La venta de uno de nuestros coches familiares es algo que llevamos barajando desde hace unos meses, ya que con la llegada del bebé uno de los coches se ha vuelto muy poco práctico para nosotros, no podemos cogerlo como antes y el pobre se está haciendo viejo ahí sólo “aparcao” cogiendo polvo nada más.

En fin que para no pagar sello, impuestos y un largo sin fin de etc… hemos decidido deshacernos de él muy a nuestro pesar por el cariño que le tenemos.

La idea era hacer la venta rápida, y al ver el anuncio de la empresa “Compramostucoche.es” pues dijimos: “¿Oye y por qué no vamos a ver qué tal lo tasan?”

El caso es que probamos a hacer la tasación online y nos convencía el precio, por lo cual, cogimos cita en la filial más cercana para hoy en la mañana, lo que no sabía yo es que la sorpresa que me iba a tener el destino preparada iba a ser más grande de lo que creía.

Sólo os adelanto que la conjunción de Luna en Aries a Urano cuadrando a Marte ha hecho estragos y las chispas que han saltado entre comercial/vendedor/fantoche han debido de verlas hasta en Antares.

Pero oye, a mi me gusta probarme y probar todo o más bien comprobar y aunque todo inclinaba a que no iba a vender el coche, yo tenía ganas de dejarme llevar, a ver qué pasaba…

Las cartas del Tarot de la mañana

Acostumbro a pedir consejo o guiarme un poco de la mano del Tarot cuando voy a hacer un viaje o algo especial. ¿El por qué? Pues basicamente porque es mi modo de vida y me gusta escuchar el mensaje que “los dioses” me quieren mandar, esos dioses que todos tenemos dentro y de los cuales somos espejo.

Entre los nervios de dejar a la baby con papá y que estuviese 2 horas o más sin mi me tenía un poco aturdida, así que el mensaje que me dieron las cartas creía que iba más para mí que para lo que estaba por venir (cuando te echas las cartas a ti misma cuesta mucho ser objetiva)

La pregunta fue: ¿Cómo va a ir la mañana de hoy, que me aconsejáis para este día? Estas fueron las cartas que salieron:

El día apuntaba a ser movido, aunque había algo oculto, algún tipo de sorpresa que esa Luna ocultaba… ¿serían mis emociones intensas mezcladas de nervios maternales por dejar a mi cachorrilla con alguien que no fuese yo?…

Yo desde luego lo interpreté como que debía dejar atrás todos los miedos e incertidumbres que me estaba generando el tema acerca de la venta del coche y de mi ida (mi temor a que mi hija lo pasase mal ante mi ausencia, aunque de sobra sabía que iba a estar bien con su padre).

Además teníamos ambos (mi pareja y yo) una nostalgia tonta que te invade cuando tienes que dejar atrás algo a lo que tienes mucho cariño. Ya sabéis, eso a lo que llamamos “apego” y que nos juega malas pasadas en ocasiones.

La Carta Astral del día de la venta

Hay ocasiones en las que queremos las cosas ya y ahora, y dices: Bueno, voy a fluir con la vida, no voy a mirar tanto al cielo y voy a dejarme llevar por mis impulsos, voy a poner a prueba al firmamento y voy a echarle un pulso a las leyes herméticas, a ver que pasa…

Y pasa lo que tiene que pasar, que no era el momento, ni astrológicamente ni tarológicamente, ni todo lo que esté acabado en -mente porque precisamente aquel planeta que rige a la mente está retrograndando ahora.

Ante los augurios de la posible venta del coche, cuadraba dentro de mi el que no nos fuesen a dar un precio justo ya que la Luna está menguando y no es buena amiga para el cierre de tratos, aunque si hay otros tránsitos que indiquen lo contrario por relojes mayores, si ha de ser será…

Sin embargo, por lo general ni mis tránsitos, relojes y demás eran los más favorables ni los de mi pareja tampoco, por lo cual, entraba dentro de los planes que no nos diesen lo que queríamos, pese a la buena tasación online que obtuvimos.

Por otra parte, Mercurio está en fase retrógrada, cualquier tipo de papeleo, firma de contrato, etc… habría que evitarlo, pero aun así yo tenía ganas de marcha y quise saber qué pasaba si no me dejaba embaucar por los conocimientos astrológicos y así de paso probábamos a que papá y la bebé estuviesen solos un buen rato y así yo despejarme también después de 5 intensos meses.

Él cogió la cita para las 11 y 30 y como veis el Ascendente en Virgo siendo regente Mercurio del mismo y estando ahora en la fase de rx pues no convencía, Venus el regente de Libra que ocupa casi toda la casa 1 estaba en casa 12 y en Virgo (caída) así que de dinerito poco poco porque ahí iba a haber pérdidas y encima la Luna menguando estaba acercándose jocosamente al temido Urano al que le gusta tanto hacer saltar por los aires todo lo que toca… en fin…la cosa prometía, a ver que pasaba al final.

Mi experiencia con la empresa Compramostucoche.es desde la astrología

Ahora sí que sí entramos en la parte de acción. Nada más entrar en la filial de San Pedro de Alcántara veo que hay 3 trabajadores, dos de ellos ideales de la vida, el otro era el comercial de turno jugando a ser dios intentando cambiarte un billete de 100 euros por uno de 5 diciéndote que el de 100 esta infravalorado por estar estropeado y que si coges el de 5 vas a ganar mas de lo que tienes.

Si veis como iba el día podéis imaginar quien me tocó a mí. Resumiendo un poco os cuento que la tasación quedó en 7.500 euros, un “vacílale a tu madre, pero a mi no me vaciles más porque ya está bien” y un adiós que tengan buen día.

El caso es que mi actitud siempre fue tranquila, hablamos desde el principio que si el precio de tasación no me convencía que no pasaba nada, pero este señor, un tal Rubén Sánchez Rodriguez, se molestó al no poder sacarme un coche que como poco vale 12.000 euros por 7.500.

La experiencia fue malísima hasta el punto de ponerse a pegarme voces porque me iba sin cerrar el trato y yo pese a cultivar toda la calma del mundo terminé saltando por los aires de una manera arisca, seca y faltando incluso al respeto al igual que él a mi, todo ello por verme bajo una presión acojonante y el intento de ridiculizarme de este señor simplemente por ser mujer.

La pregunta era… ¿y por qué me ha pasado esto a mí, qué me tiene que enseñar esto?

La conclusión que he sacado ha sido que debo seguir confiando en la Astrología, que es el mejor cuaderno de ayuda que podamos tener y también contar mi experiencia por aquí y acercaros la astrología y el tarot un poquito más.

Así que si quereis iniciar algo o que algún proyecto os salga bien, nunca lo hagáis con Luna Menguante y mucho menos con el regente del Ascendente en rx y si es Mercurio mucho menos.

Confíad en las estrellas pues de ellas procedemos, confíad en los Arcanos puesto que ellos guardan los mayores secretos de nuestro inconsciente, allí donde yace el alma.

Y ustedes ¿habéis vivido alguna situación tensa durante estos días?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.